¿LUNA DE MIEL?

En Babilonia el padre de la novia ofrecía al novio una bebida alcohólica compuesta de miel llamada hidromiel para aumentar la fertilidad y la posibilidad de concebir un hijo varón después de la boda.
Los romanos tenían la costumbre de depositar una vasija de miel pura en el cuarto de los recién casados, en este caso para ambos, para aumentar la fertilidad y también servía como afrodisiaco y eran los padres los que se encargaban de repartir la cantidad necesaria todos los días.

Esta costumbre se hacía durante un mes, el mismo tiempo que duraba una luna. Muchos lugares acostumbraban a celebrar esta ceremonia al empezar la luna llena.

Por estos dos conceptos se llama “Luna de Miel” al mes siguiente de la unión de una pareja, aunque hoy en día tenga un significado muy diferente a la antigüedad, ahora solo significa el periodo de tiempo que dedicamos a hacer el primer viaje como marido y mujer y disfrutar de los primeros momentos del matrimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *